viernes, 18 de noviembre de 2011

Y HASTA AQUÍ LLEGÓ LA LIBERTAD

Llevo años diciendo "Si gana Rajoy, me voy a vivir a Andorra".
Suponía que nunca ganaría...
Era imposible que ese hombre pudiera ser Presidente del Gobierno de España...

Ahora me voy a tener que tragar mis palabras.

Este domingo 20N son las elecciones al Congreso y al Senado, y todas las encuestas dan por vencedor al Partido Popular de Mariano Rajoy.
¿Por qué?, como diría Mourinho.
Pues porque es un survivor de la política: lo puso Aznar y ahí se ha quedado, sin moverse, sin fer res... Bueno, eso y que Rubalcaba, por muy culto e inteligente que sea, no ha acabado de llegar a los ciudadanos (en parte porque no ha hecho ni puto caso de sus asesores), y por la crisis económica mundial que, claro está, es la causa principal.

Y por lo tanto todo parece indicar que a partir del lunes tendremos un gobierno de derechas, con todo lo que ello conlleva. Y todo lo que ello conlleva es cargarse lo bueno que ha hecho Zapatero: el matrimonio homosexual, la ley del aborto, la de dependencia,... etc.
A partir del lunes muchos españoles tendremos menos derechos, tendremos menos libertad para decidir, tendremos menos ayudas... todo porque la mayoría de los españoles sólo piensa en la economía y pasa de los compatriotas que verán mermada su calidad de vida si ganan los peperos, como por ejemplo la gente que se quiera casar con gente de su mismo sexo.
Porque esa es otra: ¿Quién es Rajoy para quitarme mi derecho a casarme con quien me dé la gana? No es nadie. Por eso desde aquí digo que si se atreve a tocar la ley, Rajoy no durará más de 4 años.

Por eso, dada la inminente victoria del PP, quiero desde aquí dar las gracias a José Luís R. Zapatero por las mejoras sociales que nos ha conseguido a los españoles en sus años de gobierno. Ya sé que en la segunda legislatura la ha cagado en cuanto a temas económicos, pero tampoco creo que si hubiera estado Rajoy lo hubiese hecho mejor. Además estoy hablando de derechos y libertades, no de economía.

Y os contaré una cosa: yo, cuando Aznar, no estaba orgulloso de ser español. Para nada. Era como ser de segunda. Luego con ZP ya teníamos un digno representante en el exterior (aunque sin saber inglés, una vergüenza, es cierto), daba buena imagen, mejoró socialmente España y entonces ya estuve orgulloso de haber nacido en este bonito país.
A partir de este lunes no sé lo que pasará.

Así que, españoles, ahora viviréis lo que llevamos viviendo los valencianos desde tiempos inmemoriales.

Buena suerte a todos.


PD: aunque no lo parezca, no voy a votar al PSOE.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...