lunes, 31 de enero de 2011

UN ENERO MOVIDITO

La enésima tregua de ETA.

La rebelión en Túnez.

La ley Sinde.

La jubilación a los 67.


Podríamos decir que este año lo hemos empezado fuerte.

A la tregua de ETA ya nadie le hace caso, ya que es como el Mocito Feliz, que al principio era novedoso, pero luego ya se repite y cansa.

La rebelión en Túnez ha sido lo más prometedor y esperanzador de este enero, pues abre la puerta a que en los demás países árabes la gente se despierte y eche del trono a sus dictadores de mierda. Hay que echar a esa gentuza del poder de la misma manera que Telecino echó a Concha García-Campoy de Las Mañanas de Cuatroº.

La ley Sinde a mí personalmente ya me cansa, ya que me preocupa cuando gente mayor se pone a hablar sobre Internet como si tuvieran idea de algo. Seamos realistas: la gente que no usa internet para el ocio no sabe lo que es internet. Igual que Belén Esteban no sabe quién fue el Jorobado de Rotterdam. Por esto va a dimitir Álex de la Iglesia como director de la Academia de Cine, esa institución más endogámica que Canal Nou.

Y en cuanto a la jubilación a los 67, pues qué deciros, que a mí aún me pilla lejos y por lo tanto no me interesa demasiado. Ya me cagaré en Zapatero cuando tenga 66, o no, pues igual gracias a esta medida el país no se hunde y puedo llega hasta esa edad.
Demos gracias a ZP.
Amén.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...