lunes, 31 de mayo de 2010

JUSTICIA EN EUROVISIÓN

Este fin de semana tuvo lugar en Oslo el Festival de Eurovisión, ese festival que todo el mundo decimos que no vemos porque nos parece una mierda pero luego con el mando siempre cambiamos a La Uno.

Ganó Alemania, y, novedades de la vida, se lo merecía. Yo hacía años que no veía a alguien ganar Eurovisión mereciéndoselo.
Aquí os la dejo:



Era la única buena canción del show, con lo que por cojones tenía que ganar.


Yo debo confesaros que no lo ví entero. Lo ví a cachos porque me aburría. Eran todas las canciones una mierda (menos la alemana), sobre todo la de Daniel Diges (un tío muy simpático, sí, pero mierda de canción). Cuando ví a este cantante salir al escenario, cambié de canal. Y por lo tanto no vi al espontáneo tan famoso, el Jimmy Jump. No hablaré de él porque ya ha hablado todo Dios de él.

Hablaré del pseudochica que representó a Serbia. Aquí os dejo su careto:



Un tí@ un poco extraño.

Y nada más, finalizo diciendo que me despido hasta, por ejemplo, mediados de septiembre, pues me tomo unas merecidas vacaciones. Aunque a lo mejor vuelvo si sucede algo extraordinario, como que metan a Paco Camps en la cárcel, que por cierto ya va siendo hora.

Ale, a cuidarse.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...