lunes, 23 de noviembre de 2009

EL PRESIDENTE DE EUROPA

Esta semana pasada se conoció el nombre del primer Presidente de Europa: un tal Van Rompuy, un belga. Dicen que es conservador (o sea fascista) y que ha logrado calmar un poco las peleas entre valones y flamencos (y no estoy hablando de chutar una pelota contra unos bailaores).

El hombre en cuestión es este tío:



Analicémoslo:

Podríamos decir que desciende de los elfos o de alguna mierda de esas, que se está quedando calvo al estilo Camps o que no está bien visto silbar cuando te hacen una foto, pero yo prefiero subrayar lo siguiente: ¿alguien lo había visto antes? No padre. No lo conoce ni Dios fuera de su país.

¿Esto es bueno o es malo?
Pues yo creo que es bueno, porque si hubiera salido elegido Tony Blair seríamos una provincia más del Reino Unido (es decir, Gibraltar se habría hecho 2000 veces más grande).
Y esa es otra: mucha democracia mucha democracia pero aquí nadie lo hemos votao. ¿Pero esto qué es? ¿Vuelta a la dictadura? Yo creo que nuestro presidente (porque los españoles también somos europeos (sudeuropeos)) lo deberíamos elegir nosotros, el pueblo, la plebe, la masa, la gentuza, y no los presidentes de cada país integrante de la Unión. Sólo así sería una verdadera democracia.

Por cierto se me ha olvidao comentar el peazo grano que tiene.


Ah, y como Superministra de Exteriores ha salido esta chica tan guapa:

1 comentarios:

Miguel Carretilla dijo...

Tienes razón en lo de que un presidente que no es elegido por sufragio nunca podrá tener la legitimidad que se le podría suponer, pero no es algo nuevo en la UEE (porque sí, sigue siendo sólo económica). Es más un instrumento de las multinacionales de nuestra región que una representación política de unión real.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...